Charlando con José Luis Gª Ibáñez sobre #comunicación y #talento

Como muchos de vosotros ya sabéis, en gestionandopersonas.com estamos de feliz aniversario, y es que este mes de agosto cumplimos nuestro primer año desde el lanzamiento de la plataforma; por este motivo, y con carácter semanal, hemos pensado en lanzar una serie de cuatro artículos de “Charlando con (…)” en los que los miembros del equipo que formamos gestionandopersonas.com formularán una pregunta a cada uno de sus compañeros. Así, publicaremos un artículo a la semana con las tres preguntas realizadas a cada uno de nosotros. Esperamos vuestros comentarios y feedback! En esta última entrega os acercamos las respuestas de José Luis García Ibáñez.

¿Estamos transmitiendo una buena imagen corporativa?

¿Alguna vez os ha ocurrido que, sin apenas daros cuenta, habéis dejado de entrar en un establecimiento o de comprar una determinada marca, a causa de la mala publicidad o mala imagen que tiene dicho producto o marca? A mí sí me ha pasado. En una ocasión sugerí a una amiga que entrásemos en un establecimiento, pero enseguida me quitó la idea de la cabeza, argumentando que allí “la habían tratado muy mal, no le cambiaron un artículo defectuoso y encima le hablaron con prepotencia y grosería”. Me he dado cuenta, que desde ese día no he vuelto a pisar ese sitio. Yo no tenía prejuicios y nunca había tenido ningún problema con ellos. Sin embargo, mi imagen de esa empresa ha cambiado.

Planes de comunicación

En los tiempos que corren nos bombardean con eso de la “comunicación interna y/o externa”, “los planes de comunicación” de las empresas. Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste?

Lo que pretendo con este artículo es dejar las bases un poco más claras de lo que, según mi opinión, es necesario a medio plazo realizar, para todos aquellos valientes que se animen a embarcarse en un nuevo proyecto como el de crear una empresa o a mejorar en la que ya trabajan.

Potencia la comunicación interna y externa en tu empresa

La forma en que discurre la información dentro de una organización puede determinar factores tan importantes como son la productividad y la satisfacción de los empleados. ¿Quién no ha tenido la sensación en algún momento de su experiencia profesional que la información relevante era cuestión de unos pocos, o que un determinado proyecto se hubiese ejecutado mucho mejor si la comunicación entre departamentos se canalizara de otro modo?