Y vosotros, ¿trabajaríais gratis?

Os lanzo esta pregunta para empezar, ¿trabajaríais gratis? ¿Sí? ¿No? ¿Por qué? Os voy a contar mi historia, estudié derecho porque no sabía que estudiar y dije, tú, la primera que vi. Inesperadamente me gustó, descubrí el derecho laboral y dije que quería dedicarme a eso, estudié un máster de Dirección y Gestión de RR.HH pues, inocente de mí, pensé que así podría meter un pie no, lo dos en el mundo de la empresa al fin, error.

¿Tienes una idea? ¡incúbala!

Sigo con mi cruzada personal de animaros a emprender, el otro día comí con un compañero emprendedor y me hablo de un proyecto innovador y desconocido para mí. Las incubadoras de empresas. ¿Sabéis lo que son? Os lo explico: Una incubadora de empresas es una organización diseñada para acelerar el crecimiento y asegurar el éxito de proyectos emprendedores a través de una amplia gama de recursos y servicios empresariales que puede incluir renta de espacios físicos, capitalización, networking (es decir acceso a una red de contactos), coaching y otros servicios básicos como telecomunicaciones, limpieza o estacionamiento.