Bienestar en el trabajo

Una serie de “casualidades” acabaron por introducirme de lleno en el mundo de los recursos humanos, del cual poco conocía tras mi grado en Psicología. Tras una serie de numerosos y desacertados “¿en serio recursos humanos?”, “¿pero eso te gusta?”, “con lo bonita que es la Psicología”, y un largo etcétera de comentarios, he encontrado en este camino un sector que puede ser tan satisfactorio y enriquecedor como cualquier otro que esté centrado en las personas.

Pros y contras del nepotismo

Aunque el vocablo nepotismo ha hecho referencia a lo largo de la historia a la preferencia de ciertos cargos públicos a la hora de cubrir puestos en la res pública con miembros de su propia familia, en la actualidad se puede usar indistintamente este término para referirnos a aquellas prácticas que se dan en la empresa privada en las que los parientes o amigos de los cargos superiores son contratados o promocionados sin tener en cuenta si son idóneos para el cargo o no.

¿Cómo puedo motivar a mi equipo?

Con carácter introductorio es necesario hacer alusión a las, que considero, notas esenciales de la motivación. Éstas son la subjetividad, la individualidad y su gran capacidad de transmisión; esta última, se encuentra estrechamente relacionada con el alto grado de estimulación que dicha conducta genera en otras personas. Cada persona se mueve por razones diferentes ya que, tanto su mecanismo de implicación como de productividad, son accionados de forma distinta.