Bienestar en el trabajo

Una serie de “casualidades” acabaron por introducirme de lleno en el mundo de los recursos humanos, del cual poco conocía tras mi grado en Psicología. Tras una serie de numerosos y desacertados “¿en serio recursos humanos?”, “¿pero eso te gusta?”, “con lo bonita que es la Psicología”, y un largo etcétera de comentarios, he encontrado en este camino un sector que puede ser tan satisfactorio y enriquecedor como cualquier otro que esté centrado en las personas.