Los buscadores de internet buscan y encuentran lo que les pides, no lo correcto

¿Cuántas veces habremos oído “cuidado con las faltas de ortografía en el curriculum”?.
De tanto repasar el curriculum nos lo sabemos con puntos y comas y del derecho y del revés. Sabemos seguro que no tiene ni una sola falta de ortografía. Pero ¿qué pasa cuando para una oferta que piden inglés nos lanzamos y traducimos el curriculum al inglés?.